Antonio Aibar Gistas, la unión hace la fuerza

Este agricultor aragonés (Magallón 1955) ha vivido en primera persona uno de los proyectos mas importantes de la cooperativa Santo Cristo de la localidad.
Su visión como presidente durante casi 13 años de la entidad y contando con el apoyo de una gran mayoría de cooperativistas hizo posible que la Cooperativa Magallonera se incorporase como socio a Bodegas Aragonesas

 

Una fusión con la ayuda inestimable de el Instituto Aragonés de Fomento que dirigía en aquel tiempo Benito López que confió en el proyecto desde el minuto uno. De hecho, esta entidad pública se mantiene todavía en el accionariado.
Fue Pedro Aibar, en el año 1992, como presidente de la DOP Campo de Borja en aquel año, quien animó a las bodegas acogidas a la D.O la necesidad de buscar una fórmula para agrupar al mayor grupo de bodegas y cooperativas posibles, y de esta manera, unir esfuerzos y aumentar sus beneficios. Al final fueron las cooperativas de Fuendejalón y Magallón las que decidieron sumarse a la iniciativa.  El tiempo le ha dado la razón a este proyecto que nació con el esfuerzo, entre otros, de Antonio Aibar, el protagonista de nuestra entrevista. La cooperativa de Santo Cristo pasó de vender aquel año de 70.000 botellas de vino a comercializar un millón. Ahora nadie pone en duda que aquella decisión fue acertada.

Nuestro personaje también vivió como presidente, el 50 aniversario de la cooperativa Santo Cristo. Un momento histórico lleno de recuerdos. Antonio ha querido cedernos para este reportaje, el brindis oficial celebrado en las instalaciones en 2005.

¿Cómo ves la agricultura de la zona?

 

Observo que los agricultores tienen que diversificar sus proyectos para rentabilizar su trabajo. La mayoría tenemos un poco de todo: vino, aceite, almendra y ganadería. Es una zona con un gran potencial y si la gente joven continuase con la tarea, nuestro territorio podría fijar población y nuestras explotaciones serán mas rentables.

 

¿Qué te parece el proyecto Saborea Magallón?

 

Es impresionante lo que esta haciendo Víctor Chueca, alcalde de Magallón y todo su equipo. Miro a mi alrededor y no encuentro un proyecto igual. Sus ediciones son un éxito tras otro y lo mas importante: ha sabido unir a las bodegas y almazaras de la localidad para promocionar y poner en valor la buena agroalimentación de esta tierra. Este es otro de esos proyectos que dará sus frutos con el tiempo, como el nuestro en Bodegas Aragonesas.

 

Como magallonero, ¿qué le pedirías a la corporación municipal?

 

Pocas cosas mas. Afortunadamente tenemos una calidad de vida y de servicios extraordinarios. Paseas por la localidad y no dejas de ver proyectos en marcha de toda índole: culturales, de servicios, deportivos, industriales ……Me siento muy orgulloso de vivir en Magallón.

Ir arriba